Estrellas Que Flotan Libremente Con Microlente De Paralaje En El Bulbo De La Vía Láctea

Concepto de protuberancia de la Vía Láctea de la lente gravitacional

La trayectoria de un haz de luz se dobla por la presencia de masa, como explica la Relatividad General. Por lo tanto, un cuerpo masivo puede actuar como una lente, una llamada “lente gravitacional”, para distorsionar la imagen de un objeto visto detrás de él. La microlente es un fenómeno relacionado: se produce un breve destello de luz cuando un cuerpo cósmico en movimiento, actuando como una lente gravitacional, modula la intensidad de la luz de una estrella de fondo cuando pasa fortuitamente frente a ella. Hace unos cincuenta años, los científicos predijeron que si alguna vez fuera posible observar un destello de microlente desde dos puntos estratégicos bien separados, una medición de paralaje precisaría la distancia del objeto oscuro. El Telescopio Espacial Spitzer, que orbita el Sol a la distancia de la Tierra pero se arrastra detrás de la Tierra en aproximadamente una cuarta parte de la trayectoria orbital, había estado trabajando con telescopios terrestres para hacer precisamente eso hasta que fue cerrado el mes pasado por NASA como medida de ahorro de costes.

CfA La astrónoma Jennifer Yee es miembro de un gran equipo internacional de astrónomos que realizan mediciones de microlentes de paralaje de pequeños objetos estelares. La técnica es una herramienta poderosa para sondear objetos aislados como planetas que flotan libremente, enanas marrones, estrellas de baja masa y agujeros negros. En el extremo de baja masa, la microlente ya ha detectado varios candidatos a planetas que flotan libremente, incluidos varios posibles objetos de masa terrestre. Tales descubrimientos son cruciales para probar las teorías sobre el origen y la evolución de los planetas que flotan libremente. De manera similar, las observaciones de microlentes de objetos más masivos, como estrellas enanas marrones aisladas, han identificado algunos objetos que orbitan en un sentido opuesto al de las estrellas de disco normales. Los objetos del tamaño de una masa estelar encontrados a través de microlentes revelan agujeros negros de masa estelar y estrellas de neutrones.

Detección de microlentes gravitacionales de Spitzer

Imágenes del telescopio espacial Hubble de un sistema de microlentes. La imagen de la izquierda fue tomada 3.7 años después de un evento de microlente observado; la de la derecha fue tomada 8,9 años después, después de que la fuente de primer plano en movimiento (lente) cambiara de posición. La lente y los componentes de la fuente (A y B) están claramente resueltos en la imagen posterior. Crédito: NASA / Hubble

Nuevas observaciones de paralaje de microlente han podido determinar las masas y las distancias a dos estrellas pequeñas y aisladas. Uno tiene una masa de aproximadamente 0,6 masas solares y está a unos 23.700 años luz de distancia de nosotros; el modelado para el segundo es ambiguo, concluyendo que es 0,40 masas solares a unos 24.800 años luz o 0,38 masas solares a 24.300 años luz de distancia. Ambas estrellas son gigantes rojas y se encuentran en el bulto en forma de maní de estrellas viejas (de unos diez mil millones de años) en el Vía láctea , unos siete mil años luz de radio en la región central de nuestra galaxia. Los nuevos resultados, junto con seis mediciones de microlentes de paralaje anteriores, brindan un fuerte apoyo a los modelos actuales de la galaxia y su formación de protuberancias.

Referencia: “El paralaje de microlente de Spitzer revela dos estrellas aisladas en el bulbo galáctico” por Weicheng Zang, Yossi Shvartzvald, Tianshu Wang, Andrzej Udalski, Chung-Uk Lee, Takahiro Sumi, Jesper Skottfelt, Shun-Sheng Li, Shude Mao, Wei Zhu ( Autores principales), Jennifer C. Yee, Sebastiano Calchi Novati, Charles A. Beichman, Geoffery Bryden, Sean Carey, B. Scott Gaudi, Calen B. Henderson (The Spitzer Team), Przemek Mróz, Jan Skowron, Radoslaw Poleski, Michal K . Szymanski, Igor Soszynski, Pawel Pietrukowicz, Szymon Kozlowski, Krzysztof Ulaczyk, Krzysztof A. Rybicki, Patryk Iwanek (The OGLE Collaboration), Etienne Bachelet, Grant Christie, Jonathan Green, Steve Hennerley, Dan Maoz, Richard, W. Natusge , Rachel A. Street, Yiannis Tsapras (Los equipos de seguimiento de LCO y µFUN), Michael D. Albrow, Sun-Ju Chung, Andrew Gould, Cheongho Han, Kyu-Ha Hwang, Youn Kil Jung, Yoon-Hyun Ryu, In -Gu Shin, Sang-Mok Cha, Dong-Jin Kim, Hyoun-Woo Kim, Seung-Lee Kim, Dong-Joo Lee, Yongseok Lee, Byeong-Go n Park, (La colaboración de KMTNet), Ian A. Bond, Fumio Abe, Richard Barry, David P. Bennett, Aparna Bhattacharya, Martin Donachie, Akihiko Fukui, Yuki Hirao, Yoshitaka Itow, Iona Kondo, Naoki Koshimoto, Man Cheung Alex Li , Yutaka Matsubara, Yasushi Muraki, Shota Miyazaki, Masayuki Nagakane, Clément Ranc, Nicholas J. Rattenbury, Haruno Suematsu, Denis J. Sullivan, Daisuke Suzuki, Paul J. Tristram, Atsunori Yonehara (The MOA Collaboration), Martin Dominik, Markus Hundertmark , Uffe G. Jørgensen, Sohrab Rahvar, Sedighe Sajadian, Colin Snodgrass, Valerio Bozza, Martin J. Burgdorf, Daniel F. Evans, R. Figuera Jaimes, Yuri I. Fujii, Luigi Mancini, Penelope Longa-Peña, Christiane Helling, Nuno Peixinho, Markus Rabus, John Southworth, Eduardo Unda-Sanzana, Carolina von Essen y (The MiNDSTEp Collaboration), 27 de febrero de 2020, The Astrophysical Journal .
DOI: 10.3847 / 1538-4357 / ab6ff8

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *